REFLEXIONES

 

NO AL ABORTO

Aquí podemos mirar que el aborto es el homicidio. De acuerdo con los principios bíblicos, abortar a un feto humano es lo mismo que la destrucción de una vida humana, y por eso es el homicidio.
Génesis 1:27 dice que el hombre es creado a la imagen de Dios. Después del diluvio, Dios le divulgó para Noé un principio universal, a saber: «El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.» El hecho que el hombre es creado a la imagan de Dios es la razón por la cual la vida humana es sagrada. La regla universal es que el asesino debe de sufrir la pena de muerte porque la vida humana es sagrada. Por consiguiente, la vida humana merece la protección de la ley civil también (véase Romanos 13:1-8).
No obstante, aquellos que dicen que «el aborto sí es justificado en algunos casos» argumentan muchas veces a base del relativismo moral. Dicen que si la mujer decide abortar al feto dentro de su vientre, es su propio derecho. Sin embargo, hay que señalar que si esa criatura dentro de su vientre es una vida humana, entonces ella no tiene ese derecho. Al fin y al cabo, la bíblia y la ciencia están de acuerdo: el feto es una vida humana.
En segundo lugar, la bíblia condena la acción de quitar la vida inocente. Apocalipsis 21:8 dice que los homicidas tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre. Además, Proverbios 6:16-17 advierte: «Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadores de sangre inocente.»  en la tercera cosa que Dios aborrece: las manos derramadores de sangre inocente. No cabe duda, ¡las manos del médico abortista son derramadores de sangre inocente! Por tanto, ¡Dios aborrece las manos del médico abortista, y de las mujeres que participan en esa acción tan cruel!
En tercer lugar, es cierto que el feto dentro del vientre de la madre es un ser humano. Por eso, tiene derecho de la plena protección de la ley civil. Primero, este punto es establecido científicamente. Desde el momento de la concepción, ya existe una nueva persona humana. No es meramente una «extensión» del cuerpo de la madre. De hecho, la única diferencia entre la fecundación del huevo, hasta el niño nacido, hasta el adulto, hasta la muerte del anciano es el pasaje del tiempo—¡nada más! Desde el momento de la concepción, el feto ya tiene su propio código genético distinto del código de la madre o del padre. Todo lo que llegará a ser biológicamente a través de toda su vida ya está escrita en ese código genético. No es vegetal tampoco animal tampoco un pedazo de tejido. Es un ser humano. Por ejemplo, el corazón late desde las tres semanas de la gestación. No es corazón de la madre ni de algún animalito, ¡es corazón humano! El argumento que dice que esa vida no es viable, o sea que todavía no puede sobrevivir solo, y que por ende no merece la protección de la ley, simplemente es absurdo. No es argumento consecuente por la misma razón de que tampoco pueda sobrevivir a solas el infante recién nacido. De hecho, no puede sobrevivir solo el niño de dos, tres, o hasta los cuatro años en la mayoría de los casos. No importa si depende todavía de la madre. Entonces, científicamente, el feto es un ser humano. Si tenemos el derecho de matar al feto por no ser viable, entonces lógicamente tendríamos el derecho de matar al niño de tres o cuatro años de edad.
Segundo, se establece bíblicamente que esa vida no-nacida es un ser humano. En Lucas 1:39-44 tenemos la prueba de que la vida no-nacida no es meramente «un feto» sino «una criatura» o sea «un infante.» Versículo 41 dice: «y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre….» En el griego original de este texto, la palabra traducida «criatura» en la Reina-Valera es brefos, y quiere decir «un infante.» Aquí se refiere a Juan el Bautista no-nacido. Entonces, es un niño. No es solamente una extensión del cuerpo de la madre. Además, Job 3:11-19 indica que es posible para la vida no-nacida morir en el vientre. Claro, que ya sabemos este hecho triste. Pero, Santiago 2:26 explica que la muerte es la separación del cuerpo y espíritu. La «muerte» es igual al cuerpo menos su espíritu. Por eso, la «vida» es igual al cuerpo más el espíritu. Dado que el feto puede «morir,» entonces ya tenía su espíritu que se separa del cuerpo en la muerte. Otros textos también indican que la humanidad del individuo no es ligado al momento de su nacimiento sno que ya existe antes mientras la criatura es está formando en el vientre (Salmo 139:13-15). El salmista exclamó a Dios, «Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre» (versículo 13). El versículo 16 agrega: «Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.» El salmista se consideró a sí mismo como una persona individual aún antes de su nacimiento. Jeremías 1:5 es otro texto parecido.
Por lo tanto, el feto es un ser humano inocente. Dios aborrece las manos que derraman esa sangre. Dios aborrece el aborto. La única esperanza para los abortistas es el perdón de Dios que viene por la fe, el arrepentimiento, la confesión, y la inmersión (bautismo) en Cristo. 
 

DE NUESTRO PADRE DIOS PARA TI

ESTA CARTA ES PARA TI:
 Puede ser que tú no me conozcas, pero Yo sé todo acerca de ti ... Sal.139:1 Yo sé cuándo te sientas y cuándo te levantas ... Salmo 139:2 Todos tus caminos me son conocidos ... Salmos 139:3 Conozco cuántos cabellos hay en tu cabeza ... Mateo 10:30 Pues fuiste hecho/a a mi imagen ... Génesis 1:27 Te conocí desde antes que fueses concebido/a ... Jeremías 1:4-5 Te escogí cuando planifiqué la creación ... Efesios 1:11 Tú no fuiste un error; todos tus días están escritos en mi Libro ... Sal.139:15 Fuiste hecho/a maravillosamente ... Salmo 139:1 Yo te formé en el vientre de tu madre ... Salmo 139:13 Te saqué de las entrañas de tu madre el día en que naciste ... Salmo 71:6 He sido mal presentado por los que no me conocen ... Juan 8:41-44 Yo no estoy lejos ni enojado; soy la completa expresión del amor, manifestado en mi Hijo, Jesús ... 1 Juan 4:9 Es mi deseo amarte, simplemente, porque fuiste creado para ser mi hijo/a y Yo ser tu Padre ... 1 Juan 3:1 Yo te ofrezco más de lo que tus padres te han dado o te darían jamás. Mt.7:11 Porque Yo soy el Padre perfecto ... Mateo 5:48 Toda buena dádiva que recibes procede de Mí ... Santiago 1:17 Yo soy tu Proveedor y suplo todas tus necesidades ... Mateo 6:31-33 Mi plan para tu futuro está lleno de esperanza ... Jeremías 29:11 Porque te amo con amor eterno ... Jeremías 31:3 Mis pensamientos hacia ti son incontables, como la arena del mar. Sal.139:17 Yo estoy en medio de ti y te salvaré; me gozaré sobre ti con alegría. Sof.3:17 Nunca dejaré de hacerte bien ... Jeremías 32:40 Si oyes mi palabra y la guardas, serás mi especial tesoro ... Éxodo 19:5 Deseo plantarte con todo mi corazón y con toda mi alma ... Jeremías 32:41 Deseo mostrarte cosas grandes y maravillosas ... Jeremías 33:3 Si me buscas con todo el corazón, me encontrarás ... Deuteronomio 4:29 Deléitate en mí y Yo te concederé los deseos de tu corazón ... Salmos 37:4 Porque Yo soy el que pongo en ti el querer como el hacer ... Filipenses 2:13 Soy poderoso para hacer en ti mucho más de lo que tú te imaginas ... Ef. 3:20 Yo soy tu gran Consolador ... 2 Tesalonicenses 2:16-17 Soy el Padre que te consuela en todas tus tribulaciones ... Salmos 46:1 Yo estoy cerca de ti cuando tu corazón está quebrantado ... Salmos 34:18 Como el pastor carga su oveja, Yo te he llevado cerca de mi corazón. Is.40:11 Un día quitaré toda lágrima de tus ojos y todo el dolor que has sufrido en la tierra ... Apoc. 21:4 Yo te amo tanto, que envié a mi Hijo, Jesús, para que tengas vida eterna. Jn.3:16 Porque en Jesús es revelado mi amor por ti ... Romanos 5:8 Él es la representación exacta de mi ser ... Juan 14:7-9 Él vino a demostrarte que Yo estoy por ti, no contra ti ... Romanos 8:31 Y para decirte que no me acordaré más de tus pecados ... Hebreos 10:17 Jesús murió para que tú te reconciliaras conmigo ... Romanos 5:1 Su muerte fue la máxima expresión de mi amor por ti ... 1 Juan 4:10 Yo lo di todo por ganar tu amor ... Romanos 8:32 Ven a casa y celebraré la fiesta más grande que el cielo haya visto jamás ... Lucas 15:7 Yo siempre he sido y siempre seré .. Padre ... Mateo 6:9 Mi pregunta para ti es ... ¿Quieres ser mi hijo/a? ... Juan 1:12-13 Estoy con los brazos abiertos esperando por ti ... Lucas 15:20 Solo tienes que recibir a mi Hijo, Jesús, en tu corazón ... Juan 1:12 Con todo mi amor,    tu Padre Celestial.

IP